Saltar al contenido

Las ventas de Magic Leap One no funcionan tan bien como se esperaba

magic leap one

Las gafas de realidad mixta, Magic Leap One que tanto dieron que hablar en su día no ha llegado a las expectativas de ventas de la empresa.

Fue uno de los proyectos más prometedores y con más secretismo que ha existido durante estos años. Gracias consiguió ponerse la etiqueta de ser una de las gafas de realidad aumentada/mixta más esperadas del año. Sin embargo, Leap One, no ha vendido como se pensaba Magic Leap y ahora ya se habla de fracaso.

Y es que las ventas de Magic Leap One han estado por debajo d elo esperado según los informes que han salido publicados. Esta startup de Silicon Valley que prometía una realidad aumentada nunca antes jamás vista, tan sólo ha conseguido vender 6000 unidades desde que salieron a la venta.

Magic Leap One, ¿ Han sido un fracaso ?

Si nos ponemos a verlo desde la perspectiva de ventas, es un rotundo si. Magic Leap One Creator Edition, que es el nombre completo de las gafas inteligentes de realidad aumentada/mixta ha vendido tan sólo 6000 unidades en seis meses de las 100.000 unidades estimadas en su primer año. Sin duda una cifra que queda lejos de la realidad.

Debido a esos resultados la compañía ya ha despedido a docenas de empleados de diferentes departamentos y también ha entrado en un programa de reducción de costos como congelaciones de viajes de trabajos o la ralentización de nuevas contrataciones.

Magic Leap One ha tenido dos problemas claros: El precio y la época en la que estamos viviendo. En el primero es lógico que un dispositivo con una tecnología nueva e innovadora cueste más de lo esperado. En este caso, el precio de Magic Leap One es de 2300 dólares.

El otro problema ha sido la época en la que vivimos. Bien es cierto que estamos cada vez más acostumbrados a ver dispositivos con Realidad Aumentada y, plataformas como ARKit o ARCore, cada vez van cogiendo más protagonismo con el paso del tiempo. Pero hay que decir que la tecnología de realidad aumentada todavía está en sus inicios y y eso hace que el gran consumidor esté lejos de comprar un dispositivo AR como pueden ser unas gafas inteligentes.