Todo nuevo invento necesita un nuevo nombre, ante palabras nuevas siempre hay varias opciones a tener en cuenta.

Como suele ser, normalmente los nuevos inventos y tecnologías vienen de Estados unidos donde el lenguaje mayoritario es el ingles, pues bien, ahora mismo en España se está llevando a cabo una “batalla” con respecto a cierto nuevo termino y a la forma de llamarlo. Más concretamente nos referimos a esa tecnología que puedes llevar puesta, tales como : pulseras inteligentes, relojes inteligentes, cuantificadores deportivos y como no gafas inteligentes.

El mundo de la tecnología y el del lenguaje van de la mano, uno debe dar sentido al otro y viceversa, la cuestión es la siguiente: ¿como llamamos a este tipo de accesorios tecnológicos que llevamos puesto como si fuese ropa?

 Sony_Smartwatch_2_35798775_05_610x436

Desde la fundación BBVA se está apoyando que el termino que se use para definir este tipo de accesorios sea “Tecnología ponible”, termino que a mi personalmente me parece horroroso y muy cacofónico Las demás alternativas se debaten entre “Wearables” “Wearable technology” “Tecnología vestible” y “tecnología llevable”.

sony-smartband3-sny-sbd

 

Personalmente y sin que sirva de influencia para los demás, el termino que mas me gusta es “Tecnología vestible”, ya que es un termino en castellano y suena mejor que los otros.

Samsung_Galaxy_Gear_Comparison

 

Y vosotros que pensáis, ¿ Cuál os gusta más ?

Por AdriGallardOK

Seriefilo,Cinefilo,Tecnopata,Motorista,Estudiante y trabajador,redactor en Gglassday y ElAndroideLibre

2 comentarios en «De terminologías va la cosa, ¿ Wearables? ¿ Ponibles ?»
  1. Hombre, yo creo ya existe en español un término que suele denominar estos objetos, que sería “complementos”, y siendo específicos, “complementos tecnológicos”. Aunque si puestos a hacer traducciones literales, yo me decantaría por “llevables”

  2. Solo los ignorantes del idioma tienen problema a pesar de tener, ahora, cientos de diccionarios en internet: de la lengua española, de sinónimos, de antónimos y parónimos, de raices griegas y latinas, etc. Ni los inventores tenemos problemas para nuevos nombres. Cuando cree un nuevo método de Muestreo Forestal Angular le llamé Dendroscopiometría (medir árboles con la vista científicamente), y por economía, Dendroscopía. Sugiero hacernos más cultos para no destruir uno de los idiomas más bellos del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *