Nuevas patentes han salido publicadas y gracias a ellas descubrimos más sobre su posible diseño y algunas características sobre el futuro de las gafas de Google.

Cuando la primera versión bajo el nombre de Glass Explorers fue lanzada generó mucha expectación. Sin embargo, el dispositivo se encontró con varios problemas de diseño, utilidad y de legislación que hicieron que las gafas inteligentes del buscador no tuviesen el éxito que esperaban. Lógicamente el proyecto de gafas de Google era eso, un proyecto, y de ahí, los chicos de Mountain View aprendieron mucho para mejorar sus lentes inteligentes para una futura versión empresarial.

Era obvio que nunca llegarían a la producción en masa ni a la adopción masiva. Sin embargo, Google no se ha dado por vencido durante todo este tiempo y ha seguido trabajando en el diseño de sus futuras lentes inteligentes, y parece que el gigante de la tecnología tiene importantes mejoras bajo su manga.

Un diseño nuevo para la nueva versión de las gafas de Google

Y es que está claro que las gafas Google Glass en sus futuras versiones tendrán un diseño muy diferente a lo que hemos visto hasta la fecha. Es por eso que en algunas patentes se muestran las gafas como unas gafas normales de sol o de vista. Es probable que esta nueva generación llegue con un diseño similar a las lentes inteligentes Spectacles de Snapchat. La historia en este 2018 sobre el futuro dispositivo del buscador está llena de patentes tal y como podemos ver en el vídeo que publicamos en nuestro canal de Youtube.

De esta forma, Google tendría un diseño más acorde a la moda y no tan futurista, por lo que el consumidor no se sentiría raro cuando las tuviese puestas. Un nuevo diseño es sinónimo de que el hardware también ha cambiado y en las últimas dos patentes recientemente publicadas, se pueden ver algunos detalles de este nuevo hardware. Google en sus últimas patentes, ha revelado una pantalla ocular curvada transparente con un combinador óptico modelado de unos 4mm de grosor y un transductor de conducción ósea con un yunque magnético.

Y también nuevo sistema de sonido

Dejando fuera detalles más técnicos, la pantalla ocular curvada puede fabricarse para proporcionar lentes prescriptivos a la luz ambiental. Esto significa que este tipo de material puede ser utilizado para aquellas personas que necesitan gafas. Así pues, las gafas de Google serían compatibles con aquellas personas miopes o con alguna otro defecto de refracción del ojo. En otros documentos vemos como el sonido vía conducción ósea sobresalen de las patillas de las gafas.

gafas de google nuevas patentes

Este nuevo sistema de sonido se compone de varios componentes, como acero de alta permeabilidad, bobina de metal, etc… Pero la característica más distintiva son los dos diafragmas colocados con un par de muelles en los extremos de la montura de las gafas. En lugar de altavoces normales, el diafragma vibrará en función de una señal recibida de la bobina metálica. Las vibraciones viajarán a través del cráneo del usuario hacia el oído medio o interno, que el cerebro interpretará como sonido.

Como vemos, Google sigue trabajando en sus futuras gafas. Los cambios mostrados en estas dos últimas patentes ( 20180255401 y 20180252923 ) nos hace pensar que la versión consumidor está cada vez más lista para salir.