Según el medio de comunicación Bloomberg, el fabricante de chips, Intel, lanzaría varias gafas inteligentes durante este 2018. Esto lo haría después de vender una participación mayoritaria a una empresa spin-off de realidad aumentada.

De acuerdo con el medio digital nombrado anteriormente, la compañía estadounidense, crearía una nueva compañía llamada Vaunt. Esta “nueva” empresa creada por Intel tendría como fabricante de sus smartglasses, que internamente se llaman Superlite, al fabricante taiwanés Quanta Computer. Dichas gafas inteligentes se emparejarán con un smartphone a través de la tecnología Bluetooh y usarán un proyector láser para mostrar la información en el campo de visión del usuario.

Vaunt, estaría llena de empleados expertos en la materia de smartglasses. Sin ir muy lejos muchos de los ex-empleados de Recon Instruments, empresa experta en AR que adquirió Intel en 2015, estarán presentes en esta nueva compañía. Intel ya dió sus primeros pasos en el mundo de las gafas inteligentes cuando colaboró con Google y otras empresas expertas del sector de las smartglasses.

Intel, Vaunt sería la nueva marca para crear gafas inteligentes

Sin ir muy lejos, las nuevas Google Glass Enterprise Edition tienen en su corazón uno de los chips de Intel. Otra de las compañías con las que ha trabajado la compañía con sede en Mountain View es Daqri y su Project Alloy, el cual no llegó a muy buen puerto ya que fue descartado el año pasado. Así pues, Intel vendería una gran parte de su división de smartglasses para poder crear una marca exclusiva bajo la supervisión de la famosa compañía de chips tecnológicos.

Intel traerá unas Google Glass mejoradas para el 2015

Mientras empresas como Facebook, Apple y Google se están centrando en la realidad aumentada pero pensada para los teléfonos móviles, otras empresas como Amazon e Intel buscan desarrollar unas gafas inteligentes para el gran público. Mientras estas smartglasses de los grandes no llegan, otras compañías más pequeñas como Vuzix ya han presentado sus nuevos modelos durante la primera gran feria tecnologica del año, el CES de Las Vegas.