Spectacles, las gafas de Snapchat ya no generan el mismo interés después de un año desde su lanzamiento y eso que apuntaban a ser uno de los gadgets más vendidos de los últimos años.

Las primeras gafas inteligentes de la red social Snapchat, crearon un gran “hype” debido a su expectación, su diseño y su utilidad. El funcionamiento de las gafas es muy sencilla, poder compartir momentos a nuestros amigos/as y familiares de una forma como anteriormente no había sucedido. Los vídeos duraban 10 segundos, un tiempo ideal para que se subiese rápido a la red social y pudiese ser visto por nuestros seguidores.

Spectacles, ¿ Avanzadas a la sociedad ?

No hay nada que recriminar a los ingenieros que realizaron dicho proyecto, ya que, bajo nuestra opinión, realizaron un gran marketing de un dispositivo sencillo, útil y acorde a la moda. Ese gran marketing se notó nada más llegar al mercado y la expectación era tanta que se realizaban colas sea cuál fuese el lugar donde las famosas máquinas expendedoras de gafas se colocasen. Todo el mundo hablaba de las famosas gafas y hasta llegaron a España, pero después de un año de su lanzamiento, todo ha cambiado.

Las cosas no van bien para la empresa de Evan Spiegel. Hace unos días, veíamos como caía en picado las acciones de la propia empresa en bolsa y ahora vemos como hay miles de gafas Spectacles, unas 150.000 unidades según la fuente The information, guardadas en un almacén en China, esperando a una nueva oportunidad.

spectacles gafas snapchat

Es verdad que ahora las gafas se pueden conseguir mucho más baratas que hace un año,unos 130 dólares la unidad, pero la realidad es que hoy en día ya no interesan al consumidor y la demanda es nula. También es cierto que quizás las gafas han llegado donde tenían que llegar y no hay más mercado. Sea como sea, a Spiegel no le fue tan mal ya que se estima que se consiguieron vender más de 150 mil unidades.