El fabricante de realidad aumentada Mira Labs ha conseguido captar 1 millón de dólares para poder seguir adelante con sus proyectos de realidad aumentada. Es por eso que han lanzado su primer SDK de realidad aumentada así como sus primeros dispositivos.

La empresa ha ido creciendo con el paso del tiempo. Ellos son los responsables del visor de realidad aumentada Mira Prism, un visor que tienta a la competencia gracias a su precio reducido y su hardware. Ahora, gracias a una nueva inversión, conseguida bajo los nuevos socios Greylock Partners, Founders Fund y Macro Ventures, la empresa consigue más de 1 millón de dólares con los que invertirá para conseguir sus objetivos en el futuro.

Mira Labs, lanza su SDK de realidad aumentada.

Ya sabemos que hay muchos fabricantes que están invirtiendo mucho dinero para tener la mejor tecnología de realidad aumentada. Mira Labs se une a este viaje, lanzando su primer SDK para esta tecnología. Además, el fabricante empieza el envío de las primeras unidades de los Kits de desarrolladores, el cuál incluye el visor/gafas de realidad aumentada y un controlador, tal y como podéis ver en el vídeo.

El dispositivo más famoso de esta pequeña empresa es Mira Prism, un visor que tiene un coste de 99 dólares, con 60º de FOV y una resolución de 1334 x 750 píxeles. Como viene siendo habitual en los visores de este tipo, necesita un smartphone para que funcione. Por el momento tan sólo funciona con dispositivos de Apple, en concreto con el iPhone 6, 6s, 7 y el nuevo iPhone 8.  La imagen holográfica que se consigue en el dispositivo se consigue gracias al reflejo de la pantalla del smartphone de Apple en las lentes. De esta forma se consigue un contenido similar al de la realidad virtual.

Veremos el SDK que sorpresas trae ya que, Apple tiene en sus manos ARKit, y Mira Labs puede sacarle mucho provecho a la nueva tecnología que presentaron hace unos meses. Poco a poco, el mercado se va llenando de visores/gafas de realidad aumentada/virtual. Sin duda, la realidad aumentada, virtual y mixta han llegado para quedarse.