Google acaba de anunciar su última adquisición. Se trata de la compañía experta en el rastreo ocular, Eyefluence. Con esta compra, los chicos de Mountain View añaden más leña al fuego al mundo de las gafas inteligentes y realidad virtual.

Tanto las gafas inteligentes como las gafas de realidad virtual, serán en los próximos años, el producto que todo consumidor querrá adquirir. Sobre el primer dispositivo, todavía tardaremos en acostumbrarnos a verlo por las calles, pero sin embargo, en el caso de las gafas de realidad virtual, poco a poco nos estamos acostumbrando a ellas.

El rastreo de los ojos gracias a Eyefluence

Esta claro que la realidad virtual nos da una experiencia única, pero aún hay varias posibilidades de tener una experiencia virtual más realista. Una de estas posibilidades es la de, tener la capacidad de ver lo que hay al nuestro alrededor, con tan sólo un movimiento de cabeza. Además, muchos desarrolladores, aprovechan la función para poder movernos por los diferentes menús gracias al sensor giroscopio de nuestro smartphone.

eyefluence google ojos

Pero, ¿ Y si además, las gafas de realidad virtual o inteligentes pudiesen leer nuestro movimiento ocular para elegir un menú con más precisión y de una forma simple ?  Esto es alguna de las cosas que puede realizar la tecnología de EyeFluence que, precisamente no hace mucho, Google invirtió mucho dinero cuando se fundó allá en 2013. Ahora, finalmente, la compañía pasa a ser parte de los creadores del famoso buscador.

En el mundo de las smartglasses, ya hemos visto alguna que otra patente sobre Google Glass y el rastreamiento ocular, por lo que, esta tecnología podría estar implementada tanto en la realidad virtual como en la realidad aumentada, así también, Google podría incorporar nuevas opciones en las futuras versiones de Android, como la de por ejemplo, un desbloqueo del dispositivo por iris y movimiento ocular. Y vosotros, ¿ Qué opinión tenéis al respecto ?