Es curioso ver como un dispositivo del cuál todavía no ha salido a la venta oficialmente no para de dar noticias directas o indirectamente. Hoy hablamos de unas gafas inteligentes que llegan del territorio chino llamadas Cool Glass One, ¿ A alguien le resulta familiar su diseño ?

Podríamos decir que se tratan de una imitación a las gafas de Google ya que el parecido es indudable. Se presentaron durante el Consumer Electronics Show en Shangai y causó furor entre los asistentes debido al parecido sorprendente que tiene con las Google Glass. Sin embargo, hay una diferencia entre ambas, y es que el modelo que se presento en Shangai tiene un precio que oscilará entre los 300 a 500 dólares.

Cool Glass One

Cool Glass One tiene unas especificaciones muy similares a la versión Explorer de las famosas gafas inteligentes. El dispositivo cuenta con una pantalla táctil en el lado que permite al usuario controlar físicamente las gafas deslizándose a través de la interfaz. Su cámara permite tomar fotos y vídeos en alta definición, 1080p en comparación de los 720p de Glass. Este dispositivo será compatible, por el momento, con Android, por lo que se espera que en un futuro sea compatible con el sistema operativo de Apple. Habrá que ver realmente como funciona estas gafas y que funcionalidades tiene, así como ver si el sistema operativo está optimizado para la pantalla proyectada en el prisma o si será una versión de Android normal sin optimización.

No es la primera vez que vemos un clon y/o imitación de Google Glass que proviene del territorio asiático. Algo que es curioso de ver ya que, estamos hablando de un dispositivo que todavía no tiene su versión comercial en el mercado. Podéis ver y oír las declaraciones del CEO de la empresa que hay detrás de Cool Glass One en el siguiente vídeo.