Una solicitud de patente por parte del fabricante coreano ha sido publicado por la oficina de marca de patentes, poniendo en manifiesto que Samsung, está trabajando en dispositivos de gafas inteligentes.

Sabemos que a Samsung le gusta estar en todos los sitios, prueba de ello es ver como, incluso antes de que empezase a salir Android Wear, los coreanos ya tenían dos generaciones de su reloj inteligente. Ahora la compañía busca hacerse un hueco en lo que será el ‘boom’ tecnológico, las gafas inteligentes.

Con sus Samsung Gear VR, el fabricante tiene su propias gafas de realidad virtual que entraría a competir con Oculus Rift y ahora la compañía está trabajando en sus propias gafas inteligentes para competir, en un futuro, con las gafas de Google. No es la primera vez en el blog que vemos alguna patente sobre unas gafas inteligentes fabricadas por el conocido fabricante de dispositivos tecnológicos.

En la nueva patente vemos como el dispositivo podrá trabajar con múltiples dispositivos, como consolas, cámaras, smartphones, tablets, etc…En los diversos documentos de la patente vemos diferentes funcionalidades de posibles aplicaciones para estas Samsung Glass. Como ya sucede con las Google Glass, las gafas coreanas podrán contestar y realizar llamadas, enviar y recibir mensajes demás funcionalidades ya conocidas de las gafas de inteligentes de los de San Francisco.

También se mencionan en el registro de patentes, características tales como la toma de fotografías y vídeo, capacidad de interactuar con un asistente virtual privado como Siri o Google. Otra mención a destacar es la capacidad de mostrar subtítulos cuando una película extranjera está siendo reproducida en otra pantalla a través de las gafas inteligentes. Además estas se convertirían a gafas de sol cuando las gafas fuesen expuestas al sol y tendría capacidad de proyectar la información justo en frente de la visión del ser humano.

Habrá que ver con el tiempo si Samsung decide o no sacar unas gafas inteligentes. Pero lo que esta claro es que, los grandes fabricantes de tecnología están trabajando en gafas inteligentes que podrían abarcar el mercado dentro de unos años.