Patentes muestran como la próxima versión de las gafas de Google podrían ser con pantalla binocular.

La versión Explorer incorporaba un prisma en la parte derecha de la cara, por lo tanto, ambos ojos tenían que fijarse en un punto en concreto para observar la información o interactuar con el time line de Glass. Con el paso del tiempo y después de que muchos usuarios han podido probar las gafas, son muchas las críticas constructivas que ha recibido Google por la colocación del prisma.

Muchos usuarios pueden tener un ojo más vago que otro y el hecho de que el usuario tenga que apartar la vista a la parte derecha por ese motivo puede causar molestia con el paso del tiempo. Aunque bien es cierto que con el actual prototipo, la versión Explorer, uno se acostumbra a mirar hacía la parte derecha de arriba un par de segundos para leer alguna notificación. Pero hablamos de un prototipo que ha pasado por miles de personas y eso a Google le ha ido de fábula para recibir criticas constructivas, para así, poder mejorar la versión consumidor.

La próxima versión de las gafas podría ser binocular debido a las últimas patentes que han salido del dispositivo desde que se presentó en el 2013 y que muchas de ellas las hemos podido ver por el blog. La última fue concedida en hace un par de días y muestran, otra vez más, que las gafas incorporará dos proyectores que proyectarán la información al centro de la pantalla. Esta patente fue solicitada por Google en el 2011, dos años antes de que Google Glass se diese a conocer al mundo, así que este documento es una de las muchas pruebas que muestran que los de Mountain View apuestan por esta tecnología,