Ha tenido que salir Eric Schmidt para reafirmar lo que hace mucho tiempo que llevamos diciendo, que las Google Glass no están muertas y se está trabajando en la versión final para el consumidor.

No vamos ha realizar un extenso artículo ya que hemos repetido una y otra vez como el futuro dispositivo wearable de Google no estaba muerto como muchos medios españoles indicaban. El proyecto Google Glass se mudó de los laboratorios secretos de Google[X] a las oficinas de Google Plex para que, con el nuevo equipo directivo, comenzaran a trabajar en lo que será la versión para consumidores.

Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google, lo dejó bien claro en declaraciones al periódico Wall Street Journal:

” Terminamos el programa Explorer y la prensa confunde eso. La cancelación de la totalidad del proyecto, no es cierta “. Schmidt agregó que Glass sigue siendo una “plataforma grande y muy fundamental para Google”, y que al igual que los coches inteligentes de la empresa, el dispositivo portátil es un trabajo en proceso que tardará años en dar frutos. Es como decir que el coche inteligente es una decepción porque no me está conduciendo hoy en día”. Las declaraciones de Eric son bastante claras, el proyecto Google Glass sigue en marcha.

A finales de febrero, comentábamos que habían personas que ya estaban  las nueva generación de prototipos y seguramente durante el Google I/O de este año sepamos algo más de información sobre este proyecto, del cual todavía le queda trabajo para que se haga realidad. Sabemos que el equipo que hay detrás sigue trabajando cada día para realizar un producto perfecto para el usuario y que grandes empresas como el fabricante de gafas Luxottica o Intel pueden ser claves para la próxima generación de gafas de las que aún tardaremos en ver en el mercado. ¿ Quizás en 2016 ?