Lector de huellas dactilar y detección ocular podrían ser dos de las novedades que encontraríamos en la próxima versión de Google Glass.

Todo apuntaba a acabar un 2014 con malas noticias al respecto sobre las gafas inteligentes de Google, pero en los últimos días hemos podido ver como han ido llegando buenas noticias sobre el futuro del wearable. La última nos llega, una vez más, de la publicación de una de las patentes solicitadas por los de Mountain View. En esta patente apenas encontramos conceptos o futuros diseños del gadget, pero sin embargo, podemos leer cosas interesantes, como la incorporación de que Glass tenga un lector de huellas dactilares y la detección ocular.

Os preguntaréis cuál puede ser la funcionalidad de utilizar estas nuevas funcionalidades, ¿ verdad ? Pues bien, según reflejan los documentos, Glass podría reemplazar la contraseña tradicional gracias a la voz, la huella dactilar e incluso la detección ocular para poder acceder a aplicaciones y sitios webs. En ningún momento en la patente menciona a Android Wear o Android, pero si que hace referencia a wearables, en la patente podemos leer lo siguiente:

Los datos biométricos pueden ser utilizados para autenticar a un usuario en lugar de una contraseña, para que HMD de un usuario ( Head-Mounted Display , o lo que es lo mismo, la pantalla que va incorporada en el gadget ) puede registrar al usuario a una página web en su dispositivo portátil. Como tal, los datos biométricos pueden servir como un sustituto de las contraseñas por completo “.

Ya hemos visto como la incorporación de la huella dactilar no es algo nuevo, ya que en smartphones de alta gama de empresas como Samsung o Apple incorporan esta nueva funcionalidad para desbloquear el dispositivo y que Google Glass podría equipar en su próxima versión. Sumando estas nuevas características, Glass tendría un nuevo mecanismo de seguridad menos venerable que las actuales contraseñas. Ya que escribir una contraseña en las gafas o dictarla puede ser lenta y torpe.