La NASA ha estado investigando el uso de las gafas para que sea un producto que utilicen los astronautas en las diferentes tareas del espacio.

Varios astronautas probaron el gadget en el lugar reservado para las pruebas de la National Aeronautics and Space, situado en el fondo marino de la costa de Florida. En estas pruebas se investigaba si las Google Glass eran aptas para llevarlas al espacio y así convertirse en un dispositivo apto para realizar las diferentes tareas diarias en el espacio exterior. Bajo la misión NEEMO 18 de la NASA, varios astronautas dispusieron de diferentes unidades de Glass en un laboratorio bajo el mar, debido a las similares condiciones que hay bajo el agua y en el espacio. Los astronautas realizaron diferentes pruebas para ver si el futuro dispositivo de Google sería apto o no para el manejo de los procedimientos operativos y las tareas en un entorno espacial simulado.

Tras varios días de simulaciones, la NASA cualificó que las gafas inteligentes no es una herramienta óptima para usarlas fuera de la tierra. Estas fueron algunas de las conclusiones de la exclusión momentánea del dispositivo.

– Google Glass es prometedor, pero hay puntos a mejorar: La vida de la batería, visualización de pantalla y las cuestiones de desplazamiento con el fin de ser una herramienta útil en funcionamiento.

– En su configuración actual como prototipo, Glass era útil para la recopilación de datos (por ejemplo, tomar un vídeo o foto), pero para completar las tarea operativas actuales, no es una herramienta óptima respecto a otros dispositivos móviles, como iPad’s que proporcionan características que son fáciles de adaptar en dichas tareas.

NASA GoogleGlass

Aún así, la NASA no ha acabado con las Google Glass y sigue trabajando con el dispositivo para realizar otras tareas dentro de la aeronáutica espacial. Una de las funcionalidades sería el ” coaching ” que podrían recibir los astronautas en diferentes tareas de vuelo y aprendizaje.