Microsoft no quiere escapar el tren de los wearables y ya lleva tiempo trabajando en sus propias Google Glass, tal y como lo demuestran las nuevas patentes que han salido a la luz.

La multinacional empresa estadounidense quiere competir en la nueva era de la tecnología, los wearables. Mientras se esperan movimientos de su eterna rival en el mundo de estos dispositivos “llevables”, Apple y su iTime, el reloj inteligente que se presentará en Septiembre. Microsoft busca distanciarse de su gran rival y llegar a tiempo al mercado para cuando empiecen a salir las diferentes gafas inteligentes de otras empresas como podrían ser, Lenovo, Samsung o la propia Google.

No es la primera patente por parte de la compañía con sede en Redmond, Washington, en donde se demuestra que están trabajando en sus propias gafas inteligentes. En una nueva patente, la compañía describe al dispositivo como ” un aparato para ver a través de la pantalla montada en la cabeza y con sensores en la pantalla que detectan datos sonoros y visuales en el campo de visión del aparato”. Las imágenes de las patentes muestran como el dispositivo es capaz de detectar un objeto en movimiento desde nuestro campo de visión y que las gafas nos avisen de la presencia de dicho objeto. Además también se muestra otro dispositivo wearable, un anillo, que va conectado a las gafas inteligentes para poder controlar mediante gestos el dispositivo.

Microsoft-Glass

Hay que señalar que aunque existan diferentes patentes que muestran unas Microsoft Glass, no significa que realmente salga ese dispositivo a la venta ya que como viene siendo habitual en las empresas de tecnología, patentan prototipos como experimentos previos a llegar a la versión consumidor. También estas patentes podrían indicar qué la multinacional estadounidense prepara una nueva experiencia en el mundo de realidad aumentada, al estilo Oculus Rift, unas gafas que podrían estar presentes exclusivamente para una futura generación de sus videoconsolas XBOX o un complemento a ellas.