Justo en el día en qué las gafas de Google se van a poner a la venta en los EE.UU por un día, el equipo que hay detrás de Glass ha anunciado la actualización del dispositivo a Kit Kat.

Os lo anunciábamos hace tiempo, las gafas de Google ivan a actualizarse a la última versión de Android, la 4,4 o más conocida como Android Kit Kat. Es una actualización que muchos explorers desean y estaban esperando con ansías, ya que la introducción de Kit Kat sirve para mejorar el desarrollo de aplicaciones así como mejorar la estabilidad del producto y aprovechando el hardware del mismo.

Además, se espera que la introducción de la versión más dulce de Android en las gafas incremente la duración de la batería, que es una de las grandes quejas del programa explorer. Entre otras novedades, nos podemos encontrar con:

Nuevo gestor de fotos – Esta ha sido una petición de muchos años realizada por los exploradores. Ahora cuando se desplaza a través de la línea de tiempo, fotos, videos y viñetas de cada día se organizarán en paquetes de modo que podemos deslizar y ver más contenido que anteriormente.

Mejoras en Hangouts –  Han añadido nuevas formas de enviar fotos en los mensajes Hangout, pudiendo responder y tomar una foto para enviar.

Send photo message

 

 

Nueva tarjeta comentarios – Ahora los explorers pueden dar su opinión al equipo de Google Glasa mediante el dispositivo  pudiendo enviar e-mail o llamar.

Comandos de voz mejorados – El menú de comandos de voz estará ordenado por fecha reciente y la frecuencia del comando de voz que se utilice, así es más fácil ver los comandos que se utiliza con más frecuencia y sera más rápido acceder a ellos.

Y muchas más novedades que seguramente los exploradores vean cuando esten trasteando con el dispositivo, así que estaremos atentos a nuevos movimientos de Kit Kat en Glass. Pero de toda esta noticia , nos encontramos con una mala noticia y es que, el equipo de Google Glass ha querido quitar la opción de videollamadas en esta nueva actualización a Kit Kat. La razón es que, según Google, las videollamadas de Glass no están a la altura de lo que puede ofrecer las gafas inteligentes por lo que prefieren trabajar en ello para dar una nueva experiencia al usuario.