Si hace poco Facebook compraba una empresa que tenia desarrollada unas gafas de realidad aumentada ( Oculus Rift), es ahora la gran Microsoft la que se suma a este carro de gafas inteligentes que quieren competir contra Google Glass.

Microsoft ha pagado 150 millones de dólares por los derechos de esta tecnología, hasta ahora propiedad de Osterhout Design Group (ODG), una compañía que diseña dispositivos usables ( wearables ) para organizaciones militares y gubernamentales. Su fundador, Ralph Osterhaut, afirmo a TechCrunch que el trabajo para el gobierno seguirá siendo el foco principal de la compañía.

Según las patentes que ODG posee, se describe una tecnología que puede competir con el dispositivo Google Glass, sin embargo, parecen resaltar mucho más la realidad aumentada que los lentes del buscador. Sin embargo, aún no es seguro que pretenda competir con el dispositivo. Existe la posibilidad de que pueda aplicar la tecnología en sus consolas Xbox 360 y Xbox One. De cualquier forma, la probabilidad de que la compañía desarrolle un dispositivo usable está sobre la mesa ya que, se puede ver perfectamente en las patentes solicitadas por Microsoft.