Google está intentando patentar la marca “Glass” para sus gafas inteligentes y así tener un buen nombre para el marketing. Sin embargo, la empresa tiene dificultades para conseguir esa patente.

Google consiguió en su momento patentar el nombre Google Glass, nombre que actualmente tiene el prototipo de gafas inteligentes. De Project Glass a Google Glass y ahora los de Mountain View están luchando para conseguir que la palabra Glass sea una marca registrada por la compañía, aunque por el momento no lo tiene fácil.

La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos ( USPTO ) no acepta la propuesta de Google declarando que, patentar las gafas inteligentes como Glass puede entrar en un conflicto con otras marcas existentes que disponen de esa palabra y esto podría generar una confusión al consumidor final, además de que el nombre Glass es una palabra genérica y que esta no puede contar con la protección legislativa de marcas.

Google por su parte a alegado un documento de casi 2.000 páginas explicando que la marca Glass no será un conflicto y no causará confusión alguna al consumidor ya que, se está haciendo una publicidad del producto desde hace más de dos años para que el consumidor conozca el producto. También en ese escrito, explican que las gafas inteligentes no son unas gafas, sino que es un proyector que se refleja en un prisma y los demás componentes están fabricados en plástico y titanio.

Veremos como acaba toda esta historia y si finalmente Google consigue su objetivo, patentar la marca Glass, que como hemos dicho anteriormente, sería beneficioso a nivel de marketing y publicidad.