La tecnología nos ha cambiado la vida en todos los ámbitos pero hasta ahora el sexo ha estado invariable. ¿Nos hará cambiar los hábitos esta controvertida aplicación? Aquí explicamos de qué se trata.

Sexo es una palabra tabú en esta sociedad, aunque somos animales y hay que tomárselo con total naturalidad. Yo apoyo la libertad de expresión mientras no coarte la de otros. Un ejemplo claro es Glassandsex, fue el proyecto ganador en un hackathon de tecnología wearable en Londres. Lo que está claro es que no va a ser un quebradero de cabeza para Google y su política de privacidad, ya que una de las pocas prohibiciones que tiene es no usar temática pornográfica en el desarrollo de software para Google Glass.

En resumidas cuentas, la creación de las gafas inteligentes parten con la intención de crear nuevas experiencias y Glassandsex procura seguir con ese principio. La base de la aplicación es experimentar nuevos niveles sexuales con las Google Glass puestas, ver otros ángulos, es decir, nosotros podemos percibir lo que nuestra pareja está viendo o podemos vernos en tercera persona sincronizando los dos dispositvos con el móvil. Todo esto funciona por control de voz usando los comandos “ok glass, it’s time” para comenzar u “ok glass, pull out” para apagar. También nos permite realizar otras acciones a parte de grabar, como atenuar las luces, reproducir una canción o para conocer nuevas posturas.

Capture

La privacidad es el tema más delicado ya que muchas parejas se cohíben en este contexto, la solución que dan los desarrolladores es que podemos subir el vídeo a una nube privada y reproducir cuantas veces queramos pero con un límite de 5 horas, el cual se borrará automáticamente.

Ahora veremeos que tiene que decir Google de todo esto. En cuanto mi opinión… resumiendo, no disfrutaría viendo lo que ve mi pareja mientras lo hacemos aunque comprendo que tiene que que haber de todo y no lo censuraría.