La noticia que tenemos hoy en Gglassday no tiene nada que ver con algún rumor o novedad al respecto del próximo dispositivo de los de Mountain View. Sino que el uso de este famoso dispositivo, ha sido como una llamada a la paz entre dos comunidades religiosas enfrentadas.

Viajamos a Nueva York para meternos de lleno en esta historia que os vamos a contar a continuación. Todos tenemos una creencia idealizada sobre su cultura, la utopía existente entre multiculturalismo y tolerancia. Aún así, sigue habiendo enfrentamientos entre distintas etnias en Crown Heights, donde conviven judíos e inmigrantes jamaicanos.

Judíos e inmigrantes unidos gracias a Google Glass

Cuatro esperanzados jóvenes son los creadores de un documental titulado “Proyecto 2×1“, en él, se narra diferentes historias desde el punto de vista de cada clan. La introducción de las gafas inteligentes de Google en el documental, ha servido de ayuda para incluir escenas cotidianas en ambas religiones como podría ser, el estar en una sinagoga o barbería judía, visto lógicamente, desde la perspectiva que nos da las gafas inteligentes.

Hannah Roodman, es el director y productor de la película. Es un director joven, de tan sólo 24 años de edad, pero con las ideas muy claras. Un ejemplo de ello es su opinión al respecto sobre este documental y es que según Roodman,  el objetivo de este documental es simplemente, traer a dos comunidades distintas entre sí para formar un barrio unido.

Los jóvenes cineastas comentan que, quieren que una nueva generación de directores eliminen ese recelo residual existente en algunas comunidades. Ellos y sólo ellos son la esperanza de aliviar las tensiones culturales que tienen algunas culturas que datan de décadas atrás. El proceso será lento y costoso, pero el primer paso ya está dado para que los jóvenes judíos ortodoxos se abran al mundo. El documental es una prueba de ello y en este caso Google Glass, ha ayudado a unir diferentes culturas que llevan años estando en tensión.